Origen de los Alebrijes

Publicado por Paul Blas en

La palabra “Alebrijes” fue inventada en 1964, por el maestro cartonero Pedro Linares, que era cartonero de oficio y originario de Guanajuato, según cuenta la historia, Linares a la edad de 30 años, enfermó, perdió la conciencia y cayó en un profundo sueño, el cual le revelaría unas criaturas extrañas que cambiarían su destino como artesano de La Merced.

Cuentan que Pedro estando en cama, inconsciente, viajaba a un mundo extraño, un lugar muy apacible, este mundo mágico era parecido a un bosque con grandes árboles, rocas y animales. En el cielo, las nubes que pasaban lo hacían sentir en calma, el viento se llevaba su dolor y era sumamente feliz de poder estar caminando en esa tierra de tanta paz.

En una de estas caminatas, todo lo que lo rodeaba empezó a adoptar formas extrañas, las rocas, las nubes y los animales se convertían poco a poco en seres fantásticos, formas y colores de animales con alas, crestas, garras, cuernos, dientes largos; personajes  que nunca antes había visto, ni el, ni nadie. Don Pedro vio un burro con alas, un gallo con cuernos de toro, un león con cabeza de perro. Estos seres mágicos al unísono clamaban la palabra ¡Alebrijes!… En un momento todo se estremecía y las voces se hacían cada vez más fuertes: ¡Alebrijes, Alebrijes, Alebrijes!.

Fue entonces cuando Linares despertó de aquel fantástico sueño y tratando de explicar a sus familiares lo que había soñado, nadie podía concebir en ideas lo que el maestro había descubierto. Un día, sin malestares, ni aquellos síntomas de la enfermedad que padecía Linares, el maestro inicio a plasmar en cartonería las primeras criaturas que sólo en sus sueños habría visto por única vez.

A partir de entonces, los Alebrijes elaborados en cartonería por el maestro Pedro Linares, se convierte en un nuevo arte que daría identidad al arte popular mexicano a nivel nacional e internacional. En 1990 el Sr. Linares recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes por su gran trayectoria artística y por su creación: los Alebrijes. En la actualidad, tanto sus descendientes como miles de cartoneros más continúan la tradición familiar creando éstas obras.


0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *